Archivo de la etiqueta: Lactancia Materna

La vaca Ogm: ¡Su leche es igual a la humana!

Una noticia que debería ser sinónimo del progreso de la ciencia y de la biotecnología, en mi modesta opinión, por el contrario, crea un escenario alarmante.

China ha proyectado una vaca transgénica capaz de producir… ¡leche materna!

Y todo esto gracias a una modificación especial en la composición genética de las vacas Holstein con genes humanos. Este ADN “humanizado” hace posible la producción de una leche que contiene lactoferrina y lisozima – proteínas humanas – y un 20% más de lípidos.

Estas propiedades serían beneficiosas para la salud del recién nacido (desde el punto de vista del sistema inmunitario), haciendo la leche de vaca “humanizada” una valida alternativa a la leche materna.

La China Agriculture University se muestra optimista: el producto es tan seguro como aquel producido por las madres que amamantan a sus bebés. Y pronto podremos encontrarlos en las estanterías de los supermercados.

Al optimismo de los investigadores de Beijing se opone al escepticismo y la oposición de muchos. Por ejemplo, Gene Watch, organización de Gran Bretaña dedicada al control de la biotecnología. Según su portavoz, Hellen Wallace, «existen millones de interrogantes acerca de la seguridad para los seres humanos de la leche de estas vacas y es difícil verificarlo si no se realizan pruebas a gran escala».

Además expertos en la Protección de los Animales afirman que «la descendencia de animales clonados a menudo tienen graves problemas de salud».

Mi pregunta y supongo que la de muchos es: ¿realmente necesitamos esta leche?

Fuente: Affaritaliani.it
Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Lactancia Materna, Noticias

La infusión de hinojo es peligrosa para los bebés y para las embarazadas

Ha sido el INRAN (el Instituto Italiano de Investigación sobre Alimentación y Nutrición) a señalarlo el 20 de diciembre del 2010 en un estudio: el uso del té o infusión de hinojo no se recomienda en niños menores de 4 años, en  mujeres embarazadas o que dan el pecho. El estudio, dirigido por el doctor Antonio Raffo ha sido publicado en la revista “Food and Chemical Toxicology” y examina la toxicidad del estragol (sustancia naturalmente presente en las semillas de hinojo, con las cuales se realiza la infusión en cuestión).

En el 2001 el estragol fue reconocido en toda Europa como una sustancia cancerígena y tóxica para los genes, prohibiendo su adición como aromatizante en los alimentos. La investigación, llevada a cabo dentro del proyecto europeo Facet, financiada por el VII Programma Quadro, en el cual el INRAN coordina el subproyecto sobre los aromas alimentarios, ha permitido por primera vez estimar los riesgos asociados a la exposición al estragol derivada del consumo de infusiones de hinojo, las cuales a menudo vienen utilizadas como un digestivo, pero también para hacer aumentar la producción de leche de las madres y para aliviar los cólicos en los bebés.

El estudio ha identificado tres tipologías de productos en comercio: bolsitas, infusiones solubles instantáneas y semillas a granel. Cada infusión fue preparada con 100 ml de agua hirviendo y un tiempo de infusión estándar de 7 minutos. En estos tres tipos de infusiones los niveles de estragol detectados por el análisis confirman que la exposición a esta sustancia es demasiado elevada para que su consumo se pueda considerar seguro.

Estos resultados confirman además las indicaciones en materia del EMEA (Agencia Europea de Medicamentos) que recomiendan que se evite su uso en menores de 4 años, embarazadas y madres que den el pecho.

5 comentarios

Archivado bajo Alimentación, Embarazo, Lactancia Materna, Salud del Bebé

Las Madres Tamang y la Lactancia materna

De nuevo la cultura y las tradiciones de otros países nos demuestran que nos queda muchísmo por aprender

Los Tamang son un pueblo emigrado del Tíbet hace varios siglos a las zonas montañosas del norte de Katmandú y componen alrededor del 5% de la población de Nepal.

La influencia del turismo ha sido muy grande, pero todavía conservan vivas muchas de sus costumbres y tradiciones. Incluso tienen una lengua propia: el tamang.

La actividad agrícola de las madres tamang presenta un interesante conjunto de situaciones diferentes. La cantidad de trabajo varía considerablemente dependiendo de la estación, llegándose a multiplicar por cuatro en la estación de los monzones. Existen también diferencias en la organización de las tareas, ya que se puede optar por trabajar en un grupo pequeño o en uno mucho más grande, prefiriendo esta segunda solución en las temporadas de mayor actividad. Sorprendentemente, los patrones de lactancia materna (la duración de las tomas y los intervalos) no suelen cambiar ya que no se hacen depender ni de las estaciones ni del contexto social en el cual se realiza el trabajo.

Parece ser que las demandas del bebé se satisfacen siempre, ya sean durante el invierno, cuando la madre trabaja mucho menos, ya sean durante el monzón, cuando el trabajo se hace más duro; es decir; ya sea que la madre siga su propio ritmo de trabajo, ya sea que tenga que seguir el ritmo del grupo de trabajo.  

La madre tamang sigue una verdadera lactancia materna a demanda. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Crianza con Apego, Lactancia Materna

¿Qué necesita un recién nacido?

¿Qué necesita un recién nacido? La respuesta, entrando en una tienda especializada en artículos para bebés, es que la lista de artículos que debemos comprar es infinita…

La publicidad nos dice que esto es “súper-práctico”, que aquello es “irrenunciable” y que sin lo de más allá “no se qué va a ser de tú vida”. La mayoría de las cosas son definidas como indispensables para el bebé —para su bienestar, para un sueño tranquilo y sereno, para un crecimiento inmejorable, para una diversión sin límites— y para la mamá, a la cual le facilitarán la vida, le aliviarán las fatigas, le resolverán todos los problemas…

No obstante basta observar a un recién nacido para comprender que lo que de verdad necesita no se encuentra en ningún centro comercial: hablo de SU MAMÁ.

Desde el primer instante de vida, la madre representa la respuesta a cada exigencia, el puerto seguro donde encontrarse a sí mismo y todo lo que ha conocido durante su vida prenatal. Al seno el bebé recibe sustento, protección y conforto; cobijado y refugiado en el abrazo materno, reconoce el latido de ese corazón que ha tenido por compañero durante nueve meses, el perfume y el calor de su madre, y la separación de ésta sólo le puede causar una profundo desasosiego. Los estudios lo demuestran: una investigación ha evidenciado que durante la primera hora después del nacimiento, los recién nacidos que están en la cuna lloran diez veces más que aquellos que estén entre los brazos de su madre.

Ya sea que vuestro hijo haya nacido con un parto natural o que se os haya practicado una cesárea, el consejo fundamental es (si las condiciones de madre e hijo lo permiten, claro está) que lo tengáis siempre con vosotras. ¡No os separéis de vuestro bebé, habéis estado nueve meses juntos! ¡No lo dejéis solo, porque sin vosotras se sentirá completamente perdido!

La práctica del rooming in en los hospitales (la cual se está generalizando cada vez más) permite actualmente a las madres tener a su lado al pequeño que acaba de nacer. Si el hospital donde habéis dado a luz no prevé esta costumbre, no deis por hecho que os tengáis que resignar a la separación forzosa: quizás la mamá lo pueda acoger en su propia cama  (adoptando, eso sí, todas las medidas de seguridad necesarias para evitar que el pequeño se pueda caer) y estar a su lado el mayor tiempo posible.

Recordemos dos cosas:

—La primera es que el hijo es nuestro, no del hospital: estamos en todo nuestro derecho de requerir estar a su lado.

—La segunda, que la separación de una madre de su hijo va contro natura, ya que ambos necesitan estar juntos.

(inspirado en un testo de G. Cozza)

4 comentarios

Archivado bajo Crianza con Apego, Lactancia Materna, Parto