Archivo mensual: abril 2011

La vaca Ogm: ¡Su leche es igual a la humana!

Una noticia que debería ser sinónimo del progreso de la ciencia y de la biotecnología, en mi modesta opinión, por el contrario, crea un escenario alarmante.

China ha proyectado una vaca transgénica capaz de producir… ¡leche materna!

Y todo esto gracias a una modificación especial en la composición genética de las vacas Holstein con genes humanos. Este ADN “humanizado” hace posible la producción de una leche que contiene lactoferrina y lisozima – proteínas humanas – y un 20% más de lípidos.

Estas propiedades serían beneficiosas para la salud del recién nacido (desde el punto de vista del sistema inmunitario), haciendo la leche de vaca “humanizada” una valida alternativa a la leche materna.

La China Agriculture University se muestra optimista: el producto es tan seguro como aquel producido por las madres que amamantan a sus bebés. Y pronto podremos encontrarlos en las estanterías de los supermercados.

Al optimismo de los investigadores de Beijing se opone al escepticismo y la oposición de muchos. Por ejemplo, Gene Watch, organización de Gran Bretaña dedicada al control de la biotecnología. Según su portavoz, Hellen Wallace, «existen millones de interrogantes acerca de la seguridad para los seres humanos de la leche de estas vacas y es difícil verificarlo si no se realizan pruebas a gran escala».

Además expertos en la Protección de los Animales afirman que «la descendencia de animales clonados a menudo tienen graves problemas de salud».

Mi pregunta y supongo que la de muchos es: ¿realmente necesitamos esta leche?

Fuente: Affaritaliani.it
Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Lactancia Materna, Noticias

Ryanair dice “No” a los niños, ¿una nueva inocentada o una táctica de marketing?

El director de Ryanair, Michael O’Leary, la ha vuelto a liar: la compañía de vuelos low cost anunció el 31 de marzo que pensaba introducir vuelos sin niños a partir del próximo octubre.

La decisión, explicaba la compañía irlandesa en un comunicado, se había tomado después de realizar una encuesta a mil pasajeros de toda Europa, la cual mostró que la mitad de los encuestados no tendría problemas en pagar tarifas más altas con el fin de evitar las quejas y los lamentos de los «pequeños monstruos» – tal y como los define Ryanair -.

La encuesta, sostenía la compañía, había revelado que a un tercio de los pasajeros (36%) algún niño les había “arruinado” el vuelo a causa de sus ruidos y que uno de cada cinco pasajeros había pedido a la empresa limitar el número de niños por vuelo. La encuesta también había mostrado que la mayoría de los pasajeros culpaba a los padres cuando los niños eran demasiado molestos.

Y estas eran las principales quejas de los “enemigos de los niños”: al 50% de los encuestados les había importunado que los padres esperasen recibir un trato especial por el mero hecho de viajar con niños. El 25% se había quejado de aquellos que permiten a sus hijos molestar a los demás pasajeros. Al 15% les había desagradado ver que los padres esperaban que los demás se adaptasen a sus necesidades y que por ello se produjeran retrasos en el embarque. El 10% se había quejado de los padres que permitían a sus hijos correr en los pasillos y patear los asientos.

«Cuando se trata de niños, está claro que todos amamos a los nuestros, pero es evidente que preferiríamos evitar a los pequeños monstruos de los demás cuando viajamos –había comentado el jefe de comunicaciones de Ryanair, Stephen McNamara–. La mitad de nuestros pasajeros querrían que se separaran las cabinas en zonas para “adultos” y zonas para “familias”, pero esto no es operativamente viable debido a nuestra política de la libre elección del puesto, con la prioridad de embarque opcional. Sin embargo, vista la clara demanda de vuelos “sin niños”, Ryanair introducirá vuelos sin niños en las rutas de alta frecuencia a partir del inicio de nuestro horario invernal en octubre».

Sin embargo, una vez más, nos encontramos ante una nueva inocentada con motivo del April Fool’s Day, algo a lo que Ryanair nos tiene, por desgracia, bastante acostumbrados. Primero querían que fuesemos todos de pie, luego pagar por ir al aseo, luego llevar sólo un piloto, ahora los niños… Y yo me pregunto ¿qué será lo próximo? ¿Con qué nueva idea-broma nos deleitara O’Leary?

¿Y si todas estas “inocentadas” fueran unas burdas tácticas de marketing que sirvieran para poder sondear el mercado? De este modo Ryanair esperaría a recibir la respuesta del público y según fuera ésta decidiría anunciar que se trataba tan sólo de una inocentada o incorporarla al siguiente catálogo de despropósitos de la compañía.

 

2 comentarios

Archivado bajo Cajón desastre, Noticias